Supimos cumplir

El pasado viernes 16 de noviembre se marcó un nuevo hito en la historia del football americano de Uruguay ya que por primera vez un seleccionado uruguayo pisó tierras chilenas tanto en categoría Sub-21 como Mayores.
Este día será recordado porque 19 uruguayos repitieron la hazaña de los 33 enfrentando a un plantel de 44 jugadores de la Selección de Chile. Fue la Sub-21 que a pesar de tener un grupo reducido aceptó el compromiso de representar a su país con un objetivo en común: vestir la gloriosa camiseta celeste, privilegio de muy pocos. Apostando a un Staff de coacheo muy joven formado por Felipe Poggio como Head Coach y Coordinador Ofensivo y por Mariano Reperger en calidad de Coordinador Defensivo y al mismo tiempo jugador de campo, tarea nada sencilla de cumplir.
Las principales virtudes de este equipo fue la de conocer sus fortalezas así como sus debilidades formando un gran grupo humano para sobrellevar de gran manera las buenas y las malas.
Viajar a tierras trasandinas fue un gran triunfo para los chicos ya que en su gran mayoría pagaron su “aventura” vendiendo rifas. Se sortearon muchos obstáculos pero a este grupo parecía que nada los paraba, estaban convencidos que sin importar como fueran y en que estado llegarían, ellos iban a buscar la victoria.
A través del Metro es que llegan los uruguayos a Maipu lugar en que se encuentra el estadio Santiago Bueras donde se disputaría el partido. Los vestuarios rugían, se sentía la fuerza de unión del equipo y poco después arrancaría el encuentro con la patada de Kick Off de los Charrúas.
Una gran defensa de la Sub-21 que le permitía conseguir los 3 y fuera y así darle el ovoide a la ofensiva. Fueron muy pocas las distracciones de la defensiva que le permitieron a los rojos conseguir avanzar. Luis Terra, Mariscal de Campo en una tarde inspirada logra correr 30 yardas para dar el primero y 10 y de esta manera colocar a la ofensiva cerca de la zona de anotación.
Mucho juego terrestre Charrúa, con sus corredores: Matias Costa y Robert Perdomo que consiguen gran avance y así lograr el primer Touch Down de la tarde por parte de Perdomo quién también acertaría la patada de punto extra y así dejar el encuentro 7-0.
La defensa era férrea y no permitía mayores avances de Chile con continuos 3 y fuera, forzando balones sueltos que eran recuperados para entregarle el balón a la ofensiva, la cual a la postre conseguiría una nueva anotación con un gran pase de Terra conectado con su receptor Ignacio Gelpes, la patada de punto extra no sería buena y el partido se iría al descanso con un marcador de 13-0 a favor del elenco Charrúa.
El vestuario Charrúa no dejaba de rugir, los chicos rápidamente salieron al terreno a hidratarse y hacer ejercicios de estiramiento ya que el esfuerzo era enorme.
En el segundo tiempo como era de esperar el partido se hizo cuesta arriba, el cansancio y las lesiones comenzaron a aparecer. Llegó el descuento de Chile en una jugada de pase, la patada de punto extra no sería buena y el marcador se pone 13-6. Esto no afectó la moral Charrúa, que se las ingeniaron para aumentar el marcador, una corrida de Costa que queda a pulgadas de la End Zone y fruto de penalidades en 4ª y gol el Head Coach da entrada al equipo de patada que se encarga de marcar un Field Goal y cerrar el partido con un 16-6.
El partido llegaba a su fin y explotaban todos los uruguayos en festejos. El MVP del partido fue el mariscal uruguayo Luis Terra de gran rendimiento dentro del terreno de juego acarreando y pasando el balón.

A segunda hora, jugó la Selección Mayor que contaba con un poco más de jugadores que la juvenil (26), pero aún en inferioridad numérica frente al seleccionado trasandino (44). Suena el himno uruguayo y es entonado desde el corazón resonando en cada rincón del estadio, cerrando con la frase “¡Sabremos cumplir!” como una declaración de guerra y un adelanto de lo que estaba por venir.
El partido comenzaría con las defensivas superando a las ofensivas, hasta que en el segundo cuarto engrana el equipo Charrúa. La defensa encajona al equipo rojo y Maximilian Kahn (LB) intercepta un pase dejando el balón a la ofensiva Charrúa, que comienza a acarrear el balón de la mano de sus corredores Guillermo Troytiño, Rodrigo Cancela y Williams Fernández, los cuales no pararían hasta llegar a la zona de anotación para darle al QB Carlos Solís la posibilidad de anotar el primer TD del encuentro. La patada no sería buena y el partido se colocaba 6-0 a favor del seleccionado uruguayo.
Chile reaccionó rápidamente y logró empatar el encuentro, el intento de patada de punto extra es fallido pero el Holder de Chile consigue correr a la End Zone y marcar una conversión de 2 puntos extras para dejar el encuentro 6 a 8 a favor de Chile y así llegar al descanso con el marcador a favor del elenco rojo.

En el segundo tiempo, la defensiva mostrando un gran nivel conseguiría una nueva intercepción, Diego Olivera (SS) devuelve el balón hasta la zona de anotación y el coach Alexis Lefkaritis se juega por la conversión de 2 puntos y es así que Cancela (RB) atropellando por el medio de toda la defensa trasandina entra en la zona de TD dejando el partido 14 a 8 a favor de Uruguay. A partir de este momento el partido redobla la intensidad, la celeste hace de tripas corazón para mantener el nivel de juego y el ritmo, dados los pocos recambios con los que contaba.
En los últimos tres minutos, las penalidades se apoderan del partido así como las reuniones de los árbitros, los máximos avances Charrúas no eran suficientes, los primero y diez chilenos aparecían y a 2 minutos del final un pase del mariscal chileno conectado con su receptor le da el TD a los rojos para el empate del partido. La defensa se repone y evita la conversión de puntos extras, el partido queda empatado en 14, resultado que se mantendría incambiado hasta el final y los árbitros decretan que no habría Over Time por lo que sin vencedores ni vencidos termina el encuentro, Uruguay se vuelve invicto de tierras trasandinas con 2 copas en su haber. La medalla de MVP del partido es compartida por dos de nuestros corredores: Guillermo Troytiño y Rodrigo Cancela.

Los dos partidos contaron con todos los ingredientes necesarios para hacer estos encuentros disfrutables de principio a fin, golpes fuertes, jugadas bien ejecutadas, anotaciones de los dos elencos y las infaltables decisiones polémicas de los jueces, pero lo que resaltó sobre todo fue la entrega, garra y corazón.
Queremos agradecer a nuestros Sponsors que apoyaron a la selección a través de una rifa que permitió que muchos jugadores accedieran a financiar su viaje a través de las mismas. Gracias a Sport Nutrition, FPHard, Rafael DiMartino, Big Dog Studio.
Lo próximo será el Silver Bowl, encuentro clásico del Río de la Plata frente a Argentina el 1/12 a disputarse en el Batallón de Comunicaciones Nº 2, Cancha A desde las 14:00 con el encuentro preliminar de la SUB-21, con entrada libre.

You must be logged in to post a comment Login

Dejá tu comentario